PLANTAS TREPADORAS EN JARDINES PEQUEÑOS


DISEÑO DE TU MINI JARDÍN





Pocas especies son capaces de transformar un espacio limitado en un magnífico vergel como sucede con las enredaderas o trepadoras. Éstas plantas permiten aprovechar todas las estructuras verticales con la finalidad, no solo de disimular o esconder todo lo que no es estéticamente agradable, sino que también de aumentar el espacio destinado a las plantas.
 En una superficie pequeña, la casa aunque sea bonita y no demasiado grande, debería cubrirse por lo menos parcialmente de enredaderas porque se crea una continuidad con el jardín y se obtiene una vista agradable, incluso desde el interior.

 Las plantas trepadoras se prestan a infinitas utilidades cómo esconder muros ordinarios, al mismo tiempo que se revaloriza como elemento decorativo.

 Dirigiendo y podando las enredaderas de manera que formen auténticos motivos arquitectónicos, es posible dar un poco de personalidad a una construcción modesta.  Se puede enmarcar en un arco, transformar una pared sin interés, ocultar completamente un muro o, en vez de esconderlo totalmente contribuir a hacerlo más bonito.
 Podemos usar estos vegetales contra la tapia o al fondo el jardín comestible puede amurallarse con una piedra bonita o una fuente para enmarcarla con la vegetación.

 Es fundamental el tipo de planta y la manera de como la vamos dirigiendo.
Debemos conseguir que estén en armonía con el estilo de la vivienda. El desarrollo caprichoso de una madreselva por ejemplo, o de una rosa antigua se adaptan bien a cualquier rincón de un jardín comestible o a una casa rústica mientras que por ejemplo, una villa clásica necesitaría mayor orden y simetría.

Bugamvillas, parras, jazmines, kiwis, hiedras....
Diseño Plantas de Valorización de Residuos organicos con Lombriz Roja, Huertos y Jardines Verticales, Estanques naturales, Bosques y Jardines Comestibles, Depuración de aguas y Poli-Cultivos Alternativos. Más de 20 años de experiencia en Diseño Permacultural.

Google+ Followers